Uncategorized

Consejos para mantener y comprar neumáticos de motocicleta

Antes de emprender una travesía larga en motocicleta, es fundamental asegurarnos de que el vehículo está en perfectas condiciones, para evitar tener inconvenientes a medio camino. Los neumáticos de una moto pueden durar mucho tiempo con un correcto mantenimiento, pero todo dependerá del uso que le demos. Llegado al momento, y a pesar de todo el cuidado que le pongamos, nos veremos en la necesidad de comprar nuevos neumáticos para nuestro vehículo de dos ruedas. ¿Qué hay que tener presente en estos casos? Veamos.

Cuidar los neumáticos

Siempre, antes de emprender un viaje largo a bordo de tu motocicleta, debes verificar que los neumáticos de la misma estén en buenas condiciones. Hay que comprobar la presión, pero además es fundamental asegurarnos de que los relieves de los neumáticos tengan, como mínimo, 1,6 milímetros de profundidad. Si las llantas no cumplen con esto significa que están demasiado desgastadas; estaremos infringiendo la ley y, lo que es peor, poniendo en riesgo nuestra seguridad vial. En las motocicletas, esto es aun más importante que en los coches, habida cuenta de que los vehículos de dos ruedas son más propensos a los deslizamientos y otro tipo de accidentes.

Cuando las llantas se impregnen con grasas o aceites, deben ser lavadas con detergente para retirar esas sustancias. Si el neumático sufre un pinchazo, debes llevarlo a revisión para constatar si es posible repararlo. De no ser posible, habrá que reemplazarlo por uno nuevo.

Comprando neumáticos nuevos

Si debes reemplazar uno de los neumáticos de tu motocicleta, ten en cuenta que ambas llantas deben ser de la misma marca y del mismo modelo. Las variaciones entre marcas y modelos pueden dar pie a vibraciones, desgaste extra y pérdidas de control. Cuando le estén montando el nuevo neumático a la moto, exige que le coloquen las válvulas nuevas también.

Asegúrate de que los neumáticos que quieres comprar cumplan con las regulaciones de calidad de la Unión Europea. Revisa el manual de la motocicleta para buscar cuáles marcas y modelos recomienda el fabricante, ya que de esto dependerá, en buena medida, el buen rendimiento de las llantas y el buen funcionamiento de la moto.

Si tu presupuesto te lo permite, compra un par de neumáticos especiales para el invierno, y ten otros dos para el verano. Esto es particularmente importante si en la zona donde vives se presentan grandes variaciones de clima con el cambio de las estaciones.

Por último, no está demás recomendar que asistas a un taller de marca que te genere confianza. Estos establecimientos cuentan con personal especializado que te pueden orientar sobre qué neumático es mejor adquirir para tu vehículo. Ten en cuenta el consejo de los profesionales y, de ser posible, evita apresurarte en la compra.